3/04/2012

domingo, marzo 04, 2012 Martín Graffigna


Este Genoa es de locos. Luego de las cinco derrotas consecutivas de visitante, arrancamos arriba en el marcador, pudimos aumentar tranquilamente, pero en veinte minutos nos dieron vuelta la historia.  Era la hecatombe total, pero apareció Sculli que marcó su doblete. En la última jugada del partido, el mismo Beppe desperdició un contraataque de tres contra uno. Merecíamos mucho mas. 

Muchas preguntas para hacernos luego del choque de hoy frente a Lecce... ¿Un punto de oro o dos puntos perdidos?. Muy difícil de analizar todo lo sucedido. Desde el inicio del partido vimos a un Genoa que cambió mucho con respecto a los anteriores partidos, jugando, metiendo, buscando el triunfo. Enfrente estaba un equipo mediocre, pero con los antecedentes que venimos teniendo, este cambio es más que bienvenido, es lo que pedíamos desde hace mucho tiempo. 
Si bien las primeras acciones mostraron al equipo Calabrés con mas tenencia de pelota, a los 21´ llega el primer gol, donde Palacio mete un taco brillante para habilitar a Jankovic, quien mete el pase atrás y Sculli  la termina mandando adentro. Empezamos a manejar claramente el trámite. Inclusive tuvimos varias chances para aumentar pero no se pudo dar. Mientras tanto el Lecce mostraba su peor cara, pidiéndole cualquier cosa al arbitro, simulando faltas, con su DT Cosmi totalmente sacado y armando todo un espectáculo de insultos y reclamos al arbitro. Este último termina echándolo antes que termine el primer tiempo a Cosmi. Nada que no hayamos visto antes de parte del extravagante DT, que nos dirigió en Serie B, y que terminamos ganando aquella temporada pero todo terminó cuando la justicia dictaminó nulo aquel ascenso y nos envió directo a la Serie C

El primer gol de Beppe

Nos fuimos al descanso arriba, con un equipo que como decíamos, había mostrado un gran cambio de actitud y juego con respecto a los anteriores partidos. 

En el segundo tiempo Kucka tuvo dos oportunidades en un minuto, desde afuera del área, que el arquero del Lecce sacó espectacularmente. El Genoa se defendía bien, sobretodo en las jugadas finas donde era sacarla o sacarla, siempre aparecía una pierna genoana para neutralizar el peligro. Pero... una jugada en contraataque del Lecce, que agarra muy mal parada a nuestra defensa que hasta ahí había hecho todo bien, se transforma en el empate del local. 

Acusamos el golpe bastante bien porque seguimos llendo al ataque y buscando los tres puntos. Hay que reconocer que Marino se la jugó y mandó al frente al equipo, cuando se pensaba que iba a plantear un partido para aguantar y ver si podíamos sacar una contra. Tuvimos algunas chances mas pero no se daba,  como por ejemplo aquel tiro libre de Jankovic con su clásica pegada de "tres dedos". Bosko tuvo varias chances de este tipo y siempre remató bien, pero el arquero de ellos estuvo muy atento en los disparos de media y larga distancia. Para colmo de males, un tiro libre que sanciona el arbitro para el local y que realmente fue muy dudoso, se convierte en gol luego que Brivio clavara el disparo en el angulo... Frey se estiró pero nada pudo hacer. Prácticamente dos tiros al arco y dos goles para ellos, increíble. Quedamos muertos literalmente, esta vez se nos escapaba un triunfo que merecíamos, frente a un rival muy mezquino, y que nos metía en serias complicaciones con respecto al descenso. 

Por suerte apareció Beppe Sculli en un corner, donde conecta mal con la cabeza y termina pegandole en el cuerpo a un jugador del Lecce. Esto desorientó al arquero y la pelota despacio se metió adentro. Era el empate y un desahogo porque realmente habíamos quedado casi K.O. 

Quedaban cinco minutos mas el recupero, y recién ahí el Genoa decidió firmar el empate. Sin embargo en la última jugada del partido toma la pelota en nuestro campo Palacio, que toca rápidamente a Constant para que arranque en el contraataque. El moreno tenía a Sculli abierto por la izquierda y a Belluschi por la derecha. Esta vez hizo bien las cosas, aguantando al único defensor visitante hasta el último segundo, y quedaron los dos jugadores del Genoa solos para definir. Eligió a Sculli y le sirvió el gol, pero Beppe se apresuró y le pegó al arco, no definió mal, pero el arquero la sacó. Si hubiese estado mas frío a la hora de definir, tenía muchas mas variantes, como por ejemplo tocarla para Belluschi que estaba totalmente solo, pero es fácil hablar desde afuera. El pobre Beppe la vió clara y le pegó. No entró realmente porque esas cosas del destino. Una lástima... era el triplete de Sculli y los tres puntos merecidísimos para el Genoa

Como decíamos al principio, un partido de locos. De tener todo pasamos a quedarnos sin nada, y luego nos faltó el tiro del final para volver a tener todo. Es un poco como anticipamos que sería el resto de la temporada. Encima ahora nos chocamos contra Juventus en Marassi y puede pasar cualquier cosa. Dentro de toda esta locura que es esta temporada del Genoa, hoy rescatamos la actitud del equipo, que fue siempre al frente, con dientes apretados, buscando el triunfo en todo momento. Está claro que el rival también ayudó a esta situación, pero hemos visto otros partidos donde no importara que rival teníamos... el equipo no mostraba nada. 


Claramente Sculli tuvo un gran partido mas allá de la situación del final. Jankovic estuvo fuerte en ataque pero dejó huecos en la contención. Palacio mostró su claridad. Mesto se mostró muy firme, al igual que Moretti. En general buen nivel de los once grifoni que puso Marino en cancha, hasta Kucka y Kaladze estuvieron a la altura. Una lástima lo de Granqvist, a quien siempre señalamos como uno de los pocos que venía zafando, y hoy se tuvo que ir en camilla luego de un choque al fin del primer tiempo. Por ahora lo que se sabe es que puede ser grave la lesión en su rodilla izquierda. 



FORZA GENOA SEMPRE!!!


0 comentarios:

background: URL(http://genoacfc.it/wp-content/uploads/2012/12/Visual-istituzionale.jpg) no-repeat center center fixed; background-size: cover;