2/17/2013

domingo, febrero 17, 2013 Martín Graffigna


Nuevamente el Genoa de Ballardini demuestra que las cosas cambiaron y mucho. Gran victoria en casa frente a Udinese, con una actuación que si bien no fué sobresaliente, sí muy sólida, con un equipo que se nota que deja todo en la cancha. Kucka, autor del gol, y Antonelli, inmensos. 

En la previa mencionabamos que volvía Vargas para asociarse con Kucka, Bertolacci y Matuzalem, y que Ballardini seguramente iba a dejar de punta solo a Borriello. Al final paró al equipo así, con la única diferencia que Matuzalem no pudo ser de la partida por una lesión sufrida el sábado y su lugar fué ocupado por Tozser, un jugador que había sido desafectado de las convocatorias por su pésimo rendimiento, pero increíblemente hoy no desentonó. 

De esta forma, el Genoa salió a buscar el partido pero con recaudo, mientras que el Udinese también planteó un encuentro con mucha concentración en la parte defensiva. Kucka comenzó jugando un partido aún superior a lo que venía mostrando, muy protagonista el Eslovaco como siempre pero lo de hoy superó todo lo que mostró con nuestra Maglia. En los primeros minutos fué el que tuvo las chances de gol para el Genoa, que fué superior al Udinese en la primera etapa. Primero tuvimos un cabezazo que conectó Kucka y se fué muy cerca del palo izquierdo. Después el mismo Kucka tuvo otra de media distancia luego de agarrar un rebote después de un córner y también se fué cerca. Pero la tercera fué la vencida... córner desde la derecha, muy mala salida del arquero visitante, y Kucka apareció para poner su cabeza y mandarla a la red. Nos poníamos merecidamente en ventaja y no habíamos sufrido atrás. Muy concentrado el equipo, en todas sus lineas. Está claro que Ballardini le dió una inyección anímica a este Genoa, y demostró también saber leer los partidos y cambiar de esquema durante el transcurso del mismo, tambien está claro que hay mucha charla, y el que no deja todo, no entra. Después del gol, recién empezó a salir el Udinese, y tuvo dos chances de peligro. Nos fuimos al descanso con la satisfacción del triunfo parcial, pero también sabiendo que el Genoa se planta, busca los partidos, se toma sus recaudos, y cuando ataca lastima de verdad. 

En el segundo tiempo tuvimos una muy clara con Borriello escapándose por izquierda y mandando el centro que alcanza al Capitán Marco Rossi que no pudo terminar de meterla adentro cuando, exigido, empujó la pelota dentro del área chica y el arquero la contuvo. Una lastima ya que hubiese sido un gran premio para Il Capitano, que está volviendo y es un derroche de entrega en cada partido. 

IL CAPITANO CASI METE EL DOS A CERO. SIEMPRE DEJANDO TODO. 

En ese segundo tiempo nos replegamos un poco, tratando de sacar alguna contra para liquidar. El Udinese iba pero no lastimaba... como decíamos, mucho concentración en el Grifone. Recién cuando se terminaba el partido el visitante llegó con peligro en algunas ocasiones, y en el último minuto, el ex-Genoa Merkel se erró un gol increíble para fortuna nuestra, que pudimos mantener el uno a cero y lograr los tres puntos que valen oro. 

De esta forma sacamos cuatro puntos al Pescara, tercero en la tabla de abajo, y respiramos un poco. Pero lo mejor de todo es que venimos viendo un cambio de actitud que se refleja en los resultados obtenidos en las últimas cuatro fechas con Ballardini en el banco. Sumamos ocho puntos en cuatro partidos, contra cuatro rivales fuertes, y eso es un gran logro. Sobretodo teniendo en cuenta la lamentable imagen que daba el equipo cuando estaba al mando Del Neri. Recordemos que cuando perdimos el Derby, caímos a la última posición en solitario. 

Como decíamos, para destacar, obviamente a Kucka, que jugó un partido perfecto, y Antonelli, un jugador que está cada vez mejor y que es favorito de este sitio por muchas razones. Recuerdo que en la pretemporada, bien al inicio del calciomercato, se hicieron algunas ofertas por él, pero el mismo Luca decidió quedarse en Genoa porque en la temporada anterior no pudo llegar a ser titular fijo por una serie de infortunios físicos, y él mencionaba que lo menos que podía hacer era devolver al Genoa la paciencia que le tuvo la Sociedad ahora que estaba pleno físicamente. En un fútbol tan mercantilizado como este, las actitudes como las de Luca son una excepción, cuando tendrían que ser la regla. Por eso el respeto que le tengo y la alegría que me dá que esté en tan buena forma. En muchos sitios dedicados al Genoa, después del partido de hoy, reclamaban su vuelta a la Azzurra. Borriello otra vez no pudo convertir pero siempre mostró su jerarquía y es fundamental para el funcionamiento del Genoa. En lineas generales nadie desentonó, ni siquiera Tozser, o Bovo, que volvió a los once titulares por Granqvist, que está con un cuadro gripal y no pudo ser de la partida. A Vargas no se lo vió recuperado al cien por ciento, pero estuvo correcto. Vuelvo a repetir... mucha concentración, todos van a buscar cada pelota como la última, y eso se siente. 


KUCKA Y ANTONELLI, ARTIFICES DE LA VICTORIA GRIFONE, SE ABRAZAN LUEGO DEL GOL

Ahora se viene el Palermo en Sicilia, rival directo en esta lucha por la salvación y no va a ser fácil  pero vamos con la tranquilidad de saber que este equipo está mentalizado totalmente y tiene un objetivo, esto sin dudas es trabajo de Ballardini. Importante será sacar un buen resultado, sobretodo teniendo en cuenta que luego se viene Roma en casa y Milan de visitante. Paso a paso vamos levantando cabeza, todavía falta mucho, pero hoy el equipo nos dió una gran alegría y fué despedido con fiesta en un Ferraris colmado. 

FORZA GENOA SEMPRE

Martín Graffigna


0 comentarios:

background: URL(http://genoacfc.it/wp-content/uploads/2012/12/Visual-istituzionale.jpg) no-repeat center center fixed; background-size: cover;