4/19/2014

sábado, abril 19, 2014 Martín Graffigna

Cuarta derrota consecutiva del Grifone, que hace tiempo no pelea por nada, ni arriba ni abajo, y se nota que la temporada llegó a su fin para mas de uno. Actuaciones muy por debajo del nivel hacen que este Genoa ya pierda con cualquier equipo que visita El Templo... a esperar una pronta finalización de temporada. 


A los tres minutos de iniciado el partido, el Genoa se ponía en ventaja cuando De Maio encontraba la pelota luego de una serie de rebotes y fulminaba al arquero. Mejor arranque imposible, frente a un rival que todavía no se termina de creer como se llevó los tres puntos del Ferraris. Es que el Genoa después del gol tempranero siguió atacando, y esta vez con mucho criterio, teniendo algunas ocasiones para aumentar. 

DE MAIO LISTO PARA FULMINAR AL ARQUERO Y PONER EL 1 A 0 PARCIAL

EL FRANCES SALE A FESTEJAR EL GOL, PARECÍA UNA TARDE TRANQUILA PERO TODO SE COMPLICÓ

Pero si De Maio venía teniendo una gran temporada e inclusive debutaba en la red en el día de hoy, y Burdisso se había hecho el patrón de la defensa, hoy se olvidaron de todo y en una jugada sin peligro no se lograron entender y propiciaron el empate de la visita. Totalmente inmerecido por lo que había sido el trámite del partido, pero no se puede estar tan desatento, sobretodo en la última linea.

Así el partido entró en una etapa de incertidumbre, el gol del Cagliari fue a los 36´, y de no hacer nada en todo el partido, unos minutos después tuvieron su chance de ponerse en ventaja. Nos fuimos al descanso y viendo a este Genoa durante toda la temporada, y sobretodo los últimos partidos, podíamos esperar cualquier cosa para el segundo tiempo.

BURDISSO Y DE MAIO SE ENREDAN SOLOS Y DEJAN SERVIDO EL EMPATE

Claramente lo fuimos a buscar, y en honor a la verdad tuvimos situaciones claras para volver a ponernos en ventaja, pero no estamos ligando. Y para colmo de males, los contrarios están teniendo con nosotros toda la suerte que no tienen con el resto. Lo de la semana pasada frente al Torino es algo de no creer, y hoy el Toro sufrió en carne propia lo mismo que nosotros una semana antes, cuando se pusieron en ventaja a falta de un minuto, y en recupero, en el último segundo del partido, les empataron. Así fue como en otra desatención de De Maio y Burdisso, que permiten el disparo de lejos del delantero visitante, el Cagliari se pone en ventaja a falta de diez minutos para el final. Ya no sorprendía, digamos que nos estamos peligrosamente acostumbrando a que estas cosas sucedan. El sorprendido era Ibarbo, autor del gol del triunfo para el Cagliari, que salió a festejarlo con una cara de incredulidad asombrosa. Como mencionaba al principio, ni ellos terminan de creerse este triunfo.

En fin, como reza el título de esta crónica, deseamos de todo corazón que esta temporada se termine ya... no se pelea por nada, el equipo está desconcentrado y da bronca porque sabemos que está para mucho mas. Cuatro derrotas seguidas es demasiado, y en lo poco que queda para el fin de este campeonato, solo podemos aspirar a terminar arriba de Sampdoria como pobre objetivo de un equipo que está para mucho mas.  Pensar que las pretemporadas se hacen eternas esperando la vuelta del querido Viejo Granuja a las canchas, y ahora estamos esperando tristemente que todo termine. Comparado con las anteriores temporadas, esta es un lujo, pero no podemos conformarnos con eso. 

Ojalá después del Mundial nos encontremos con un Genoa dispuesto esta vez a intentar pelear por cosas importantes. 

FORZA GENOA SEMPRE

Martín Graffigna

0 comentarios:

background: URL(http://genoacfc.it/wp-content/uploads/2012/12/Visual-istituzionale.jpg) no-repeat center center fixed; background-size: cover;