10/26/2016

miércoles, octubre 26, 2016 Martín Graffigna

A tres días de la derrota en el Derby, el Genoa se levanta con una espectacular goleada frente al Milan. Noche inolvidable en un Ferraris que acompañó de forma emocionante al equipo a pesar del sabor amargo del sábado. 

En la crónica del Derby, con dolor, mencionábamos que el equipo debía levantar cabeza rápidamente y dejar atrás ese partido, y comentábamos que tal vez el Milan no era el rival justo para este momento, pero la realidad nos mostró que este equipo tiene aguante y se sobrepone a la adversidad. No era nada fácil, si Milan ganaba, quedaba primero por lo menos por un día luego de 4 años y la expectativa era grande. Y así y todo, el Genoa salió a jugar el partido demostrando desde el minuto cero que es el patrón del Ferraris y manejó el encuentro. 

CLIMA ESPECTACULAR EN EL FERRARIS PARA APOYAR AL EQUIPO A TRES DÍAS DE UNA DERROTA DOLOROSA. 

Claramente hubo un trabajo excepcional en Juric, que planteo el choque de forma excelente, y el equipo lo plasmó en campo casi a la perfección. Muchísima presión alta, toque y toque, verticalidad y protagonismo. Todo esto surtió efecto muy rápido, a los 11´ Rincón recibe un rebote en la puerta del área milanista, intenta por un lado, vuelve al inicio y saca un centro perfecto que conecta de palomita Ninkovic. Gran gol del joven Nikola, que arrancaba de titular por primera vez, ratificando todo lo bueno que mostró desde su llegada a Genoa. Tan solo 21 años tiene el serbio, y un futuro enorme.

PALOMITA DE "CACHETES" NINKOVIC Y EL GENOA SE ADELANTABA RÁPIDAMENTE EN EL MARCADOR. 

De esta forma El Grifone se ponía arriba pronto y merecidamente. El equipo seguía dominando las acciones, se veía a un gran Veloso que no sufría presión en el medio cuando tenía la pelota y podía distribuir con inteligencia. Recién en a los 22´ el Milan tuvo el primer tiro al arco que contuvo tranquilamente Perin. El equipo estaba muy bien parado, conteniendo cualquier posible ataque ya desde el medio. Una muestra clara fue una pelota que le roba Veloso Bacca en el medio, con una calidad impresionante. Y cuando el Milan lograba saltar el mediocampo, ahí estaba el muro defensivo que no permitía que el rival pueda jugar la pelota claramente. Muchísima presión también en ese sector, y el Milan solo se debía conformar con intentos de media y larga distancia que no generaban peligro. 

VELOSO ABRAZA A NINKOVIC EN EL PRIMER GOL, Y SE ACERCA RINCÓN QUE LO ASISTIÓ PERFECTO. 

Sobre el final el Genoa bajó la intensidad y empezó un toqueteo que hizo las delicias de un estadio que era una caldera. Como suele suceder, cuando mas lo necesita el equipo, mas presente está la tifoseria... y fue conmovedor el aliento constante a un equipo que había caído en el Derby tres días atrás pero había dejado todo, como comentábamos en la crónica anterior. 

Así se terminaba el primer tiempo y las especulaciones estaban a flor de piel. Giovanni Simeone no estaba rindiendo, y todos pensábamos en un eventual cambio por Pavoletti. Había que esperar a ver como salía el Milan en el segundo tiempo, pero el partido pedía pista para Leonardo

El segundo tiempo arrancó sin cambios, y el Milan se venía. Bonaventura tuvo un disparo que salvó nuestro arquero Perin a los 50´. El remate de media distancia era el única arma que tenía la visita para intentar lastimar.


A los 55´ se escapa Rigoni por derecha, salta muy bien a un defensor milanista y Paletta lo cierra de forma demencial. El arbitro Banti, que suele ser permisivo, esta vez no dudó y le sacó roja directa al defensor. Genoa se encontraba ahora en superioridad numérica y todo quedaba preparado para cerrar el partido con una contra, porque el Rossonero lo iba a ir a buscar de todas formas. Un rato después, en una contra genoana, Simeone se deja ganar la posición cuando venía el centro hacia él, y ahí Juric tomó la determinación de sacarlo para poner a Pavoletti... cambio cantado. 


PALETTA EXPULSADO CORRECTAMENTE, Y EL PARTIDO ENTRABA EN UN QUIEBRE. 

A los 67´ otra contra del Genoa que no lo podía definir, esta vez con Rigoni sirviendo para Rincón, que con espacio saca el remate desde la puerta del área y la pelota se va ancha. Recién a los 79´ se pudo lograr el segundo cuando Lazovic, que había ingresado por Ninkovic, mete un centro al ras y cuando aparecía Pavoletti para empujarla, se adelanta Kucka y la desvía. Gol en contra del ex-Genoa. Y ahí está la diferencia entre Simeone, muy verde aun, y Pavoletti, que genera mucho temor en el rival y suceden estas cosas. 


EL EQUIPO FESTEJA EL 2-0. KUCKA LA METIÓ EN PROPIA VALLA Y MIRA EL CÉSPED DESCONSOLADO. 

Ahí respiramos un poco, porque el Milan, a puro corazón, intentó todo el segundo tiempo el gol del empate, y tuvo algunas situaciones, si bien prácticamente ninguna fue clara salvo una atorada de Perin cuando la pelota queda boyando en la puerta del área chica y había dos milanistas para definir, pero fantásticamente Perin bloquea los posibles remates arriesgando su integridad física, un fenómeno Mattia

ENORME PERIN QUE APARECIÓ CUANDO SE LO NECESITÓ. TODO UN SÍMBOLO DE ESTE EQUIPO. 

Ya a estas alturas, luego del 2-0, el Ferraris entró en una especie de ebullición, el clima era ensordecedor y se gritaba por el Genoa a grito pelado. 

A los 86´ se cierra el partido con un golazo de Pavoletti, la frutilla del postre para una noche perfecta. Rigoni se abre y parte en dos a lo que quedaba de la defensa visitante, dejando el hueco para Pavoletti, que recibe la pelota entrando en área... deja literalmente desparramado a Romagnoli con un enganche hacia adentro y define mano a mano frente a Gigio Donnarumma con cara interna del pie, colocando la pelota con una calidad espectacular. 

PAVOLETTI DEFINE FRENTE A DONNARUMMA, COLOCANDOLA AL SEGUNDO PALO.  YA ERA GOLEADA...

Fiesta en El Templo, que festejaba la goleada con el "ole, ole" del Genoa que tocaba; nada para hacer de parte de un Milan que en un momento inquietó al equipo aún con uno menos pero mas por amor propio que por virtudes. En ese momento parecía que el Genoa le estaba teniendo demasiado respeto al rival, y no podía liquidarlo. Pero al final se destrabó y la goleada es mas que merecida, una presentación fantástica del equipo en todas sus lineas. 

Este Genoa tiene fuego sagrado, no hay dudas... es complicado hacer frente a un partido como este luego del fin de semana negro que vivimos, pero se demostró que acá hay una verdadera squadra, y confiamos en que nos dará muchas mas alegrías en la temporada. 

Mas allá de los jugadores que vienen rindiendo siempre como Perin, Rincón, Burdisso, Izzo, Veloso y Laxalt, que forman la columna vertebral del equipo, hay que sumar ahora a Ninkovic que cada vez anda mejor, el veterano Rigoni que es un león, y Pavoletti que ya está recuperado y demostrando que su capacidad de ataque sigue intacta. Nos declaramos con derecho a soñar viendo al Genoa peleando arriba, por todo lo expuesto. 

EL ROSTRO LLENO DE FELICIDAD DE PAVOLETTI, OFRENDANDO EL GOL A LA NORD. ASÍ LO QUEREMOS VER SIEMPRE. 

Victoria de equipo y Mister, porque como decíamos, el planteo de Juric fue fundamental. Este Genoa cuando se lo propone es vistoso y mete un ritmo que no cualquier equipo puede soportar. Claro que luego el plantel debe plasmarlo, y esta vez no perdió la cabeza como en otros partidos y lo hizo perfecto.


Ahora a esperar lo que queda de la jornada ya que este fue el adelanto, y ver como termina El Grifone en classifica luego de los partidos de esta jornada 10, pensando siempre en el partido suspendido que tenemos frente a Fiorentina


Mientras tanto, a seguir gozando de esta goleada frente al Milan, una alegría que todo el Popolo Rossoblù se merece, y palpitando el partido en Bergamo frente al Atalanta, que se juega el domingo a primera hora. 

FORZA GENOA SEMPRE!

Martín Graffigna


background: URL(http://genoacfc.it/wp-content/uploads/2012/12/Visual-istituzionale.jpg) no-repeat center center fixed; background-size: cover;